:::Galerias:::
:::Historias:::
:::Foro:::
::Contacto::

En realidad los productos eran los mismos q en el otro mercadillo, la imagen-icono del Che en un sinfin de formas y materiales..., puños en alto sacados del interior de distintas maderas, figuritas , cuadros, latas de refrescos reconvertidas en lo mas insospechado, y sobre todo mucha amabilidad y buen trato, cosas q el bloqueo tampoco a podido eliminar. Alli pude conocer a Sergio, artesano, cuando le dije mi intencion de poner el viaje en mi web, todo su afan era mostrarme sus trabajos en madera, los cuales tenia registrado, llaveros y colgantes de figuras y formas diversas,según el verdaderos talismanes de suertes y prevendas varias, asi q le prometí q tendria un hueco para sus trabajos (clic sobre la foto)

El primer mercadillo en visitar seria el de La Habana Vieja , todos suelen ir por cojer junto al centro, deambulamos por sus calles siendo abordados a cada momento por nativos ofreciendonos "habanos guenos" y ron de calidad, colecciones completas de billetes y monedas de pesos cubanos, tb la conocida medicina muy buena dicen para ciertas actividades, la famosa PPG,.... sitios donde comer , la mejor artesania y mas barata, pero no era cuestion de ir toda la tarde cargado de tiestos asi q desistimos comprar y mejor ir pensando en comer, ya iriamos al dia siguiente a otro, menos ostentoso,dentro de lo posible, y aun nos quedaba Varadero.
Saliendo ya del mercadillo , una pareja de jovenes recien casados pasaron frente a nosotros..." guapisimaaa", se me escapó,jejeje. una mirada sonriente agradecia el piropo,menos mal q al q iba a su lado tambian le pareció bien, esta noche dormirian en un hotel, según dicen es una de las ocasiones en q tienen oportunidad de hacerlo....q sean felices
Al dia siguiente , visitariamos otro mercadillo situado mas a las afueras, a unas cuatro "cuadras" del hotel Melia Caribe, este... apuntando con su gran torre hacia el cielo de la bahia de Cuba,.. esta zona se veìa era mas turistica, los coches q circulaban y los expuestos en las casas de alquiler eran europeos y de marcas actuales, frente al hotel un gran centro comercial nos aproximaba aún mas a Europa, los residentes por lo general personal de embajadas y empresas extranjeras...llegamos al mercadillo, alli entramos en la realidad de La Habana, era como más tranquilo y "desaliñao" a la vez, pero más autentico, con sus COCO-TAXIS, seguramente esperando al turista q trajeron, o a la espera de un proximo servicio

Aqui ya empezamos hacer acopios de recuerdos de nuestra visita a la isla, la señora se perdió entre los puestos q le ofrecian avalorios de coral negro y carey, aunque su venta esta perseguida no por ello dejaba de ofrecerse, siempre disimuladamente, yo preferia la madera, asi q lo primero fue hacerme del puño por lo q en si representaba, despues ya vendrian las bailarinas, para regalar, tablas del Che, ceniceros, llaveros, pitilleras...habia q moderarse q aún nos quedaban mas mercadillos.....................pero bueno ¿ quien le pone puertas al campo?......................mi pequeña oficinita agradeceria los excesos jejeje.

 

Y llegamos al de Varadero, tenia doble interes en ir, deberia buscar alli un artesano amigo de un compañero de trabajo, según me comentaron en el hotel, deberia coincidir q le tocase esos dias vender, como los productos teoricamente son artesanales han de tener dias para hacerlo, por lo q iban alternando dos dias de trabajo y dos de descanso para elaboración del producto......asi q no iria con las cosillas q llevaba para el por si no estaba, .pero hubo suerte solo preguntar en el primer puesto y ya me orientaron,... allí estaba Serguei junto a su mujer Ivón en su puesto de artesania, era su segundo dia de trabajo, asi q hubo suerte, quedamos para vernos esa tarde en el hotel.

De alli volvimos a salir con más recuerdos, instrumentos de percusión, más cuadros alegóricos, más llaveros y nuevas camisetas del Che... . Esa tarde Serguei se pasó por el hotel para recojer algunas cosillas y claro como estan "tan sobrao de to", me vino con dos bolsas de regalos para mi y otros dos paquetes para los compañeros de trabajo. Otra de las cosas q tampoco el bloqueo podia evitar.. " son mu guenagente los cubanos." Curiosamente a las pocas horas tuve que volver al mercadillo para verlo otra vez y de las cosas q le habia dado ya habia repartido algunas entre varios compañeros,....... tampoco el bloqueo podia con el espiritu de compartir lo poco q tienen.

Ya ibamos bien cargaitos, pero conociendonos , seguro q todavia habria q hacer más hueco en las maletas,.............. ahora habia q preocuparse de pasarselo bien y disfrutar de las instalaciones del hotel,llegaba la parte mas lúdica.

 

Los mercadillos